Podere il Moro

Agroturismo
en la provincia de Siena, Toscana Italia


Nuestros productos agrícolas: trigo, olivas, cilantro, plantas medicinales, legumbres y un pequeño huerto

Desde hace algunos años, la finca agrícola il Moro ha decidido utilizar el método biológico. El cultivo de trigo duro y de trigo blando, de cilantro, legumbres, plantas medicinales y la producción de aceite de oliva virgen extra están controlados rigurosamente y con certificación de agricultura biológica.

El biológico
Hacer agricultura biológica significa producir alimentos de alta calidad sin utilizar productos químicos sintéticos (fertilizantes, herbicidas, insecticidas, fungicidas químicos) ni OGM (Organismos Genéticamente Modificados), preocupándose al mismo tiempo de mantener o incrementar la fertilidad del terreno. De hecho el biológico no sólo garantiza al consumidor la calidad y la seguridad alimentaria del producto, sino contribuye también a la conservación del sistema ecológico y ambiental del planeta.
En Europa la agricultura biológica está regulada por la ley de la Comunidad Europea n.2092 de 1991 que prevé precisas reglas para la producción, trasformación y comercialización de los alimentos biológicos en todas las fases del proceso. Las empresas que aplican el método biológico se someten a la verificación por parte de los organismos de control autorizados; tales organismos de control pueden retirar el uso del sello si la producción no se hace según los estándares establecidos.

Nuestro aceite de oliva virgen extra
Llegar a producir aceite de oliva virgen extra en cultivos biológicos requiere mucha atención y profesionalidad, y es un motivo de orgullo para la finca agrícola il Moro. Nuestro aceite es un producto que une a su exquisitez las calidades organolépticas y la seguridad para el consumidor. El aceite de oliva virgen extra, debido a sus características nutritivas, es un alimento fundamental en una alimentación correcta. Contiene ácidos grasos, similares a los presentes en el cuerpo humano, y una elevada cantidad de vitaminas E, A, K, D que tienen propiedades antioxidantes y un efecto positivo en las células del organismo. La presencia de antioxidantes hace que el aceite de oliva virgen extra sea particularmente importante para nuestra salud. De hecho se ha demostrado científicamente que un consumo constante favorece, si consumido en crudo, la bajada del colesterol “malo” (LDL) y la subida del colesterol “bueno” (HDL), ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis.
El aceite de oliva virgen extra tiene una acidez inferior al 1% (un gramo de cada cien gramos); para poder utilizar el sello de “aceite biológico” es necesario que todos los operadores (agricultores, almazareros, embotelladores) respeten las reglas dictadas por el biológico para garantizar un alimento sano y sin residuos químicos.
El aceite de la finca agrícola il Moro no solo es un producto sano, antes de todo es un aceite preciado y gustoso, con un sabor óptimo usado también en crudo para ensaladas o simplemente sobre el pan toscano.

El trigo
El trigo es un elemento esencial en la dieta mediterránea y con una tradición milenaria.
El trigo es uno de los principales cultivos de la finca agrícola il Moro, que produce tanto trigo duro como blando con el método biológico.
El trigo duro contiene más proteínas que el blando y se usa principalmente para la producción de pasta alimentaria, así como para la producción de algunos tipos de pan. Una parte del trigo duro se usa para producir la pasta de la marca “Tosca” que no está muy difundida en el mercado pero que es de una calidad exquisita.
Del grano blando se obtienen las harinas utilizadas para la producción de pan, dulces, galletas, y la pasta al huevo. En la finca agrícola il Moro, durante las diversas fases de producción del trigo (de la aradura del terreno, a la siembra, a la siega) se usan potentes y modernas maquinarias, como grandes tractores y cosechadoras, que permiten el cultivo de vastos terrenos.
La siembra tiene lugar principalmente en el mes de noviembre. Los meses de junio y de julio el trigo maduro se recoge con la cosechadora que separa la paja del grano del trigo. El trigo, cargado en camiones, va directamente al molino para la moledura. Cuando termina el periodo de la recolección, el terreno se ara y se predispone para una nueva siembra.

El cilantro
Hace ya algunos años que la hacienda agrícola il Moro ha empezado a producir biológicamente cilantro, una planta que no se conoce mucho en Italia, pero que se puede jactar de una gran tradición.
El cilantro es una planta herbácea perenne de la familia del comino, del anís y del perejil, de hecho también es conocido como perejil chino. Es originario del Oriente, y conocido desde la antigüedad: lo utilizaban los egipcios, los griegos y los romanos.
Las semillas de cilantro son una especia fundamental en la cocina árabe, india y del Medio Oriente, donde se usa para aromatizar carnes, embutidos, pescado y verduras cocidas. El cilantro es indispensable para la preparación de un buen Curry.
En Italia llamamos al cilantro “coriandolo” y también utilizamos esta palabra para denominar a lo que en España llaman “confeti”, es decir pedacitos de papeles de colores que se tiran durante el carnaval y fiestas. Estos confetis (en Italia “coriandoli”) deben su nombre a la planta del cilantro (coriandolo): eran estas semillas que, metidas dentro del yeso, y dejadas secar, se usaban antiguamente durante el carnaval.
Hoy en día, el cilantro se usa en charcutería, destilería y en la industria pastelera, cosmética y farmacéutica. En herboristería se puede encontrar el cilantro preparado como tisana e infusión, o bajo forma de aceites esenciales.
El cilantro se siembra en primavera (desde finales de marzo a mitad de abril). En agosto y septiembre el cilantro se recolecta y tendrá posteriormente que secarse para poderlo utilizar en alimentación o en la molturación y producción de aceites esenciales.
En los campos de cilantro de la finca agrícola il Moro también se practica la apicultura, y se saca una miel llamada “de cilantro” muy dulce y perfumada.

Las lentejas
Ricas en vitaminas, fibras y sales minerales, las lentejas más preciadas son las lentejas italianas, y son entre las legumbres las más apreciadas por el hombre desde la antigüedad. Las lentejas son las semillas de una planta herbácea la lens esculenta - que pertenece a la familia de las leguminosas. El origen del nombre se atribuye a la forma de lente de la semilla. La planta se presenta como un tallo trepador, ramificado que puede alcanzar la altura de cincuenta centímetros, con vainas que contienen dos o tres semillas, con forma lenticular y de una tonalidad de colores que va desde el amarillo al verdoso hasta el pardo. Las lentejas se consideran legumbres con alto valor nutritivo y que contienen un 25% de proteínas, un 53% de hidratos de carbono y un 2% de aceites vegetales. Son ricas en fósforo, hierro y vitaminas del grupo B.
Desde el punto de vista nutricional, 100 gramos de lentejas equivalen a 215 gramos de carne. Las lentejas - exactamente igual que las otras legumbres - se caracterizan por un alto contenido en proteínas, una gran cantidad de azúcares y una baja cantidad de grasas. Además son ricas en vitaminas, sales minerales y fibras, particularmente fósforo y potasio. Las lentejas son un alimento adecuado para la prevención de la arteriosclerosis, porque las pocas grasas que contienen son de tipo insaturado. Antes de cocinarlas, hay que ponerlas en remojo por lo menos 8 horas.

En la casa rural con cultivo biológico il Moro se venden productos de producción propia.

Se puede asistir a los trabajos agrícolas en la finca, y también a las naves donde están los medios de producción agrícolas
Marzo - Abril: Siembra de legumbres, poda de olivos.
Mayo - Junio: Siembra y plantación de los huertos.
Julio: Trilla (recogida del trigo)
Agosto - Septiembre: Aradura del terreno
Noviembre: Recogida de aceitunas, buena ocasión para degustar el nuevo aceite (‘olio novo toscano’)
Diciembre - Enero: siembra del trigo